Buenos Aires y su monumento a la Coima

En la ciudad de Buenos Aires se esconden muchas historias pero ninguna como “El Monumento a la Coima”.

En el ex Edificio de Obras Públicas actual Ministerios de Salud y Desarrollo Social, se encuentra esta escultura que nos recuerda que la corrupción nos acompaña a los Argentinos desde hace años.

Este Edificio que se construyo en la década del 30, es el único que cuenta con numeración en toda la Avenida 9 de Julio, su construcción comenzó en 1936, el mismo año que la Avenida, ya sabiendo que quizás en algún futuro cercano iba a ser demolido para dar continuidad a la misma, pero su importancia histórica y edilicia hizo que, junto con la Iglesia del Inmaculado Corazón de María y la Embajada de Francia,  puedan salvarse de la demolición.

En el momento de su construcción fue el mas alto de la ciudad y el primer Edificio público de arquitectura moderna, sin elementos decorativos y en su terraza se instalo una antena desde la cual se hizo la primera transmisión de televisión del país.

En el mismo se realizó el Cabildo Abierto del Peronismo en 1951, donde la CGT y el pueblo le aclamaban a Evita su participación en la formula Perón – Perón, para las futuras elecciones presidenciales; cargo que ella se va a ver obligada a declinar al enterarse de su enfermedad y la imposibilidad de que los militares acepten que una mujer sea la Vicepresidenta de la Nación. Debido a esto,  hoy en día en sus fachadas nos encontramos con dos murales de Evita, una combativa que mira hacía el norte y una humilde que mira hacia el Sur.

 Pero una de las cosas que mas nos llama la atención son sus esculturas, de estilo Art Deco,  que se encuentran en el vértice del edificio y que no estaban en los planos originales. Las razones que impulsaron a su arquitecto a realizar estas obras no aparecen reflejados ni certificados en ningún documento oficial, no obstante, integran una antigua leyenda urbana que se mantiene viva.  Según cuentan los historiadores las idas y venidas, sumadas a los presuntos intentos de sobornos y pagos de coimas que buscaban acelerar la obra, terminaron por agotar la paciencia de su constructor y lo animaron a poner en marcha la pieza de arte que tenía en mente.  Según el mito, una de ellas lleva en una de sus dos manos un pequeño cofre, mientras que la otra mano  extiende la palma  hacia atrás, con su brazo pegado al cuerpo, y mantiene una mirada distraída, simulando las coimas que tuvo que pagar para poder finalizar el Edificio.

Mitos de una Buenos Aires escondida, pero que si miramos atentamente podemos encontrarla entre sus edificios, monumentos, plazas e historias.

Anuncios

2 comentarios en “Buenos Aires y su monumento a la Coima

  1. Me sorprendió que no mencionaras el magnifico proyecto que contemplaba la construcción de dos edificios mellizos, en lugar de uno. Los cuales cuales habrían conformado un autentico Arco Urbano.
    Te dejo un croquis de aquel y en el link, también, la fecha en que lo publico clarin en su suplemento de Arquitectura.
    Sds cordiales
    J.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s