Federico García Lorca dejando su huella en Buenos Aires

En Octubre de 1933, Federico García Lorca llegaba a Buenos Aires desde Barcelona en el barco Conte Grande, invitado por la compañía de Lola Membrives y su marido el empresario Juan Reforzo, los cuales estaban realizando con un gran éxito la obra “Bodas de Sangre”.

El diario La Nación comentaba el hecho de esta forma :

«Llegará hoy a Buenos Aires  Federico García Lorca, joven que ha alcanzado vasta fama y la consagración respetuosa y es en España uno de los exponentes más representativos quizá el más, de su nueva literatura, moderna e inquieta…».

A su arribo a Buenos Aires con Lola Membrives

A su arribo a Buenos Aires con Lola Membrives

Su estadía en esta ciudad iba a ser de unas pocas semanas pero se termino quedando seis meses, según cuentan, en Buenos Aires Lorca conoció el éxito  y pudo independizarse económicamente, su fama lo llevo a rodearse de grandes artistas, como los que concurrían a la famosa Peña del Café Tortoni, llamada “Agrupación Gente de Artes y Letras”, la cual estaba liderada por Benito Quinquela Martín y participaban personalidades como Alfonsina Storni, Borges o Roberto Arlt entre otros, otras Peña a la cual solía concurrir era Signo, que se encontraba en el Hotel Castelar y la cual era concurrida por Victoria Ocampo, Norah Lange o Oliverio Girondo, es está última no sólo se charlaba, leí y recitaban poemas si no que también se solía bailar el Tango.

La obra Bodas de Sangre llego a alcanzar las 100 representaciones en el Teatro Avenida, y la prensa lo anunciaba de la siguiente manera,

“La compañía de comedias de la actriz Lola Membrives celebrará esta noche en el Teatro Avenida, con una función extraordinaria en honor del autor las cien representaciones del poema dramático de Federico García Lorca, Bodas de sangre”.

García Lorca y Lola Membrives en el estreno de Bodas de Sangre

García Lorca y Lola Membrives en el estreno de Bodas de Sangre

En ese  mismo Teatro, cuna de obras españolas por preferencia,  se representaron Mariana Pineda y La zapatera prodigiosa, así como la adaptación de La dama boba, de Lope de Vega y el 1 de Marzo de 1934 se realizó un importante homenaje a Lorca dentro del teatro donde asistieron las mas importantes personalidades de la cultura rioplatense.

No solo durante su estadía se dedico a dirigir obras y participar de las Peñas si no que también dio varias conferencias, como Teoría y juego del Duende, La imagen poética de Luis de Góngora, Las nanas infantiles, Poeta en Nueva York, Como canta una ciudad de noviembre a noviembre y El cante primitivo andaluz.

Su llegada a Buenos Aires coincidió con la llegada del poeta Pablo Neruda como consul Chileno a la Argentina y entre ambos crecería una gran amistad, que sería recordada de esta forma por el poeta trasandino:

“He visto en Buenos Aires el apogeo más grande que un poeta de nuestra raza haya recibido, las grandes multitudes oían con emoción y llanto sus tragedias de inaudita opulencia verbal. En ella se renovaba cobrando nuevo fulgor fosfórico el eterno drama español, el amor y la muerte bailando una danza furiosa, el amor o la muerte enmascarados o desnudos”.

Pablo Neruda y Gracía Lorca

Sus días los paso en una habitación del Hotel Castelar, ubicado sobre la Avenida de Mayo, en el barrio de Monserrat, el cual era comparado con un pedacito de España en Buenos Aires debido a la gran cantidad de españoles, esto se puede ver reflejado hasta el día de hoy ya que las marquesinas de los hoteles, cafés y bares, hacen comúnmente referencia a la península Ibérica. Dentro del Hotel se conserva hasta hoy en día la habitación que él habito y puede ser visitada como un Cuarto Museo.

El Poeta partiría hacía su tierra natal en abril de 1934, sin saber el destino que le deparaba, la Guerra Civil Española se avecinaba y sus días  estaban contados.  El 16 de Agosto de 1936 la Guardia Civil se presento en la casa donde el se encontraba refugiado, se lo acusaba de ser espía de los rusos, estar en contacto con éstos por radio, haber sido secretario de la República y ser homosexual. Fue fusilado el 18 de Agosto con otros compañeros y enterrado en una foza común, en el paraje de Fuente Grande, en el municipio de Alfacar.

Al cumplirse el 5 de Junio 117 años del nacimiento del Poeta Federico García Lorca, desde Huellas de Buenos Aires lo recordamos con esta palabras.

” Buenos Aires,
tiene algo vivo y personal,
algo lleno de dramático latido,
algo inconfundible y original,
en medio de sus mil razas,
que atrae al viajero y lo fascina… “

“Me voy con gran tristeza, tanta, que ya tengo ganas de volver”.

Esta historia junto a otras mas son parte de la Visita Guiada “Palacios, lujos y secretos de la Avenida de Mayo “

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s